lunes, 28 de julio de 2014

Mira qué luces tan bonitas

¡Mira qué luces tan bonitas!
Sonríes grácil e inocente
se te ilumina el rostro
mirando cómo resplandecen.


Te miro y pienso
en lo innecesario
de ese gasto inútil.


En la cantidad de gente
que nos arremolinamos en las calles
buscando una solución que no encontramos.


Mientras perseguimos nuestros sueños
observamos como la marea sube
enterrándonos.


¿Cuánto vale una persona?


¿De qué sirve el progreso
mientras siga gente muriendo de hambre?
O de fustración.


Ahora la gente muere antes
no espera a morir de hambre
se matan
cuando lo pierden todo.


Puta sociedad
con forma de embudo.


Cada día tenemos más y más cosas
que no valen para nada.


No hay dinero dicen
y no paro de ver cosas inútiles
cosas que dicen que son bonitas
pero que no sirven para nada.


No hay dinero dicen
pero se protegen privilegios
se engordan despensas abarrotadas
se amontona todo en el mismo lado.


Hasta que no nos levantemos
seguiremos desayunando ruedas de molino.


Nadie en la calle
Nadie con hambre
Nadie Ignorante
Nadie Ilegal
Nadie sea menos que nadie


Mira qué luces tan bonitas...


Y tú me miras y me dices


Mira qué luces tan bonitas...

sábado, 26 de julio de 2014

Irrecomendable


"Soy altamente irrecomendable:

No soy puntual.
Olvido las fechas,
los lugares,los datos,
los nombres
que etiquetan
las cosas.

Me pierdo. Siempre me pierdo.
Vivo siempre
como si el día tuviera más horas
como si la semana tuviera más días.

Puedo dormir 12 horas
puedo dormir incluso más de 12 horas
y a menudo(adoro las sábanas).

No me gustan las prisas.

Odio estar atada al tiempo,
a cumplir con una imagen.

Soy altamente irrecomendable:

Soy un desastre. Muy desastre.

Me arreglo como mucho una vez al mes.
Siempre voy despeinada.
Paso de los complejos,
a la mierda con ellos.

Hay demasiadas cosas que me apetecen hacer
como para perder el tiempo haciendo
las que no quiero hacer.

Adoro sentirme libre
aunque no lo sea.

Ando siempre buscando
deshacerme de mis virtudes
para adoptar unos cuantos vicios.

De pecados siempre ando bien servida.

No me importa no gustar a la gente
ni no ser lo que se espera de mi.

Soy altamente irrecomendable. "



Imagino que esto lo escribí en la época de mala o de viciosa. 
En la que había tanta presión externa queriendo corregirme.
 Hoy lo recupero de alguno de mis mil cuadernos.