domingo, 29 de noviembre de 2009

Vomitando el orgullo



Y tropiezo una y otra vez con mi mediocre idealismo
que quiere avanzar sin sentido en un desierto laberíntico,
sin salida, sin por qué.
Asfixiada mi voz grita por dentro
y sólo retumba mis entrañas.

Muere el silencio de mis pensamientos.
Muere el silencio de mis ideas.
Muere el silencio en el que quiero yacer inerte.
Muere... y me siento impotente al no poder hacer nada.

Si sigue mi voz agonizando ¿Dónde encontraré el brío para vomitar el dolor que me consume?

Días infernales en esta soledad disfrazada de rutina

3 comentarios:

  1. ...pues vaya... qué triste suena tu canción...
    deberías de probar escuchar canciones más
    alegres =) eso hará que escribas cosas más alegres.

    ..anda ves a por un colacao para mí...
    y deja mi pierna tranquila...

    ResponderEliminar
  2. ...querría poder reproducir las condiciones y pronunciar de nuevo "deja mi pierna tranquila"... Espero que vengan días bellos para ti, espero alcanzártelos como estrellas del cielo.

    ResponderEliminar
  3. (L)
    Me encanta, tristemente preciosa u.u

    ResponderEliminar