martes, 23 de diciembre de 2008

Nueva visión

Hoy he estado hablando con mi amiga Ana, que tiene una forma pragmática de ver el mundo y puntos de vista que me gustan. Lógicamente he estado hablando con ella de lo que tanto me preocupa estos días que desde que ha empezado esta historia todo en espiral acaba recordándome a ello.
Ella me ha hecho ver las cosas desde un nuevo punto de vista...No quiero decir con esto que estuviera yo equivocada o no. Simplemente que mi inexperiencia en ciertos temas me hace ir con mucha ligereza en ciertos aspectos que no llego a comprender. En este caso a nosotras que somos muy parecidas compartimos la tendencia de no querernos prototipar ni querer etiquetarnos. No nos preocupa en demasía definir nuestras conductas, o bueno, definir igual no es tan concreto quiero decir que no nos gusta encerrarnos en conceptos, sentirnos ahogadas por los límites de las palabras.
Pero en este caso tal vez no he sido lo suficiente empática(y digo sufiente por suavizar mi actitud)con la otra persona que en su caso sí necesita reafirmarse a si misma en los conceptos, en los prototipos. Y hemos chocado de frente en este sentido.
Pues sí, algo tan obvio se me había pasado por alto, hay que ver lo útil que es en determinados aspectos hablar con los amigos. Siempre he dicho que éstas cosas se ven más objetivas desde fuera.
Ahora sólo falta que encuentre el momento para poder hablar con ella. Si es que no es demasiado tarde.

sábado, 6 de diciembre de 2008

Prototipos

Insisto...me repatea la manía de tener que prototipar todo. La conducta, la forma de ser, de pensar de sentir... lo que está bien o mal. lo correcto y lo incorrecto y por supuesto el fatídico "lo normal".
En fín, ODIO los prototipos, la ideas prefijadas, las arqueotipoas que nos ponemos a nosotros mismos. El querer pertenecer tanto a una identidad que perdemos la nuestra propia.
El hacernos continuamente daño por habernos dibujado un ideal de pareja, de amigos, de familia. Una forma de amar y de ser amado, de sentir, de actuar...
Podremos algún día realmente dejarnos llevar?????

jueves, 27 de noviembre de 2008

Ir de frente

Por qué en ocasiones es tan difícil decir ciertas cosas? Hay un muro en nosotros que nos impide comunicarnos con los demás. Tenemos reparo en ir de frente. Hoy hablando de decir las cosas de frente la idea que me ha llegado que tememos decir las cosas de frente por miedo al rechazo, a que la otra persona se siente herida... y por este motivo dejamos que nos hiera ella a nosotros. Es una paranoia si lo sientes.

Yo siempre abogo por el principio del egoismo, que a fin de cuentas es lo que realmente funciona. Haz las cosas que te hagan sentir bien a ti mismo y siempre tú por delante de los demás. Todo es más sencillo, todo encaja y no sólo eso, sino que cuanta menos consideración tienes para con los demás, menos se espera de ti. Menos se espera en el sentido de que es más difícil defraudar con nuestros actos. Con ello mejoras las relaciones personales y entras menos en conflicto. Y siempre en caso de conflicto, tomar el camino que mejor te haga sentir a ti, ya sea haciendo algo a los demás si eso te hace sentirte mejor o dejándolo de hacer. ´

En fín, cuan equivocada está la moralidad que tanto nos enseñan. Nos empujan a un conflicto constante con lo que queremos y lo que hacemos.